Piedad postrera

Piedad postrera
© Antonio Luis Fuentes Peņa